Consejos para hacer fotografías culinarias (y que te queden mucho más bonitas)

Los siguientes consejos para hacer fotografías culinarias son solamente una pequeña selección del último PDF del blog sobre fotografía culinaria ¡Un regalo que han traído los Reyes Magos!

Consejos para hacer fotografías culinarias

Pero no puedo empezar esta nueva entrada del blog sin desearos un nuevo año 2019 lleno y cargadito de buenos momentos, y muchas, muchas fotografías. Culinarias o no. Os deseo, con el corazón, amor, creatividad y mucha paz.

Consejos para hacer fotografías culinariasLos 5 consejos que os voy a dar a continuación, son una selección de los 15 consejos de fotografía culinaria del último PDF del blog, que he enviado a todos los suscritos a la lista de mail ¡Mi regalo de Reyes!

Así que, tenlo en cuenta, no son los únicos. Pero estoy segura de que si llevas a cabo alguno de ellos en tu próxima sesión de fotos, ya verás como te quedan mucho más bonitas.

¿Quieres conseguir el PDF con tooooooodos los consejos? ¡Suscríbete a la lista de mail! Prometo no ser pesada, ni bombardearte con un montón de mails, y sobre todo, ten por seguro que con cada mail, tendrás buenas noticias, y regalos.

¡Prometido!

 

 

 

 


5 consejos para hacer fotografías culinarias:

Relájate y disfruta.

Con toda sinceridad, si tuviera que escoger uno solo de estos consejos, sería éste. Por eso ocupa el primer lugar de la lista.

Con calma y la mente tranquila, pero activa, la creatividad fluye y funciona mucho, mucho mejor. Te lo aseguro, los nervios, el estrés, el pedirse a uno mismo los mejores resultados YA, no son buenos aliados de la imaginación, o del trabajo concienzudo y efectivo.

Aunque pueda parecerte que al leer estas líneas llueve sobre mojado, prepárate una bebida calentita o fría (¡La que más te guste!), pon música animada, que te ponga de buen humor, y planifica tu sesión en un rato (al menos una hora) en la que puedas relajarte y trabajar. Y si aún así, no estás contento con el resultado, al menos habrás aprendido mucho.

Obsesiónate con la luz:

consejos para fotografía culinariaY lo digo completamente en serio. Que la luz sea tu obsesión. Observa la luz en cualquier momento del día, analízala, aprende cual es su color, su calidad, de dónde viene, y sobre todo, observa bien qué es lo que ves cuando la luz incide en algún objeto: cómo se refleja, las sombras que crea, el contraste entre luz y sombra, qué sientes al verlo…

Pero si lo que quieres es que te cuente cual es el tipo de iluminación que mejor me funciona y que más utilizo, te diré que el 70% de mis imágenes están hechas con luz natural lateral (que potencia las texturas) y con un reflector negro enfrentado a la luz ¿Qué consigo con esta fórmula? Sombras muy marcadas (soy adicta a las sombras) y luces altas (no quemadas) que favorecen mucho los alimentos y las texturas.

 

 

 

 

Si te asustan las composiciones grandes o complicadas ¡Pásate al espacio negativo!

No sufras más. Si no sabes cómo colocar con gracia y con sentido un montón de cacharritos, trapos, flores, manos, adornos, platos, tijeras, cuerdas, ramas, vasos, velas, cubiertos, tablas, lucecitas, sillas… ¡Pásate al espacio negativo!

Usa un plano cenital, deja un gran espacio vacío rodeando tu sujeto, añade uno o dos complementos sencillos, cuida al máximo la textura de tu superficie, y el estilismo del plato ¡Y triunfa! El espacio vacío hará que el plato resalte y quede precioso en tu imagen.

Usa el verde

consejos para fotografía culinariaSi todavía no sabes mucho sobre estilismo culinario, o si simplemente quieres acertar con algo sencillo, usa el verde: las hierbas frescas (conservalas en un bol pequeñito conagua helada antes de hacer la foto) van a sacarte de muchísimos apuros.

Tanto en platos salados, como en dulces.

Pero por favor, respeta siempre el principio de coherencia en estilismo culinario. No vayas a colocar unas hojas de perejil fresco sobre una tarta de chocolate… ¡A no ser que lo lleve como ingrediente!

Además, haz un examen minucioso de tus hierbas, y selecciona aquellas con hojitas pequeñas, perfectas, y con formas algo rizadas: movimiento y gracia garantizados.

 

 

 

 

Usa las herramientas adecuadas para realizar el estilismo culinario de tus platos

Y estos son mis imprescindibles:

Pinzas odontológicas: no hay nada que sujete y coloque con mayor precisión, hasta los elementos más pequeños. Las mías son muy parecidas a éstas.

Pulverizador de agua y glicerina (al 50%): para refrescar muchos tipos de alimentos y darles vida antes de disparar. Aquí tienes una entrada donde te hablo más en profundidad del tema.

Pincel normal: con un poquito de aceite y un pincel de tamaño adecuado, pinta la super – cie de muchas preparaciones. Captarás luces altas y una vez más, darás vida al plato.

Pincel de abanico: la mejor escoba del fotográfo culinario. Uno como éste

Plastilina: Moldeable y lo suficientemente firme al mismo tiempo. Te servirá como alza en cualquier situación. La tengo de varios colores para que se mimetice mejor con el resto de la composición.

Dentro de poco, te las enseñaré en un videotutorial que aparecerá aquí en el blog, y en mi canal de Youtube.


¡Y ya lo sabes! Si quieres recibir el nuevo PDF con 15 consejos para hacer fotografías culinarias, no tienes más que hacer clic en el siguiente botón:

cursos online fotografía

Espero que tus imágenes gastronómicas resulten más bonitas con estos consejos y sobre todo, que tú disfrutes mucho más haciéndolas y te sientas satisfecho de tu trabajo.

¡Miles de gracias por tu atención y gracias por tu visita al blog!

Sonia

2 thoughts on “Consejos para hacer fotografías culinarias (y que te queden mucho más bonitas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *