Un pecadillo al año no hace daño

No recuerdo cuando llegué a comprender la idea de lo que se considera pecado y lo que no.

En cambio, no me cabe duda al pensar en la época en la que hacíamos distinción entre pecado venial y pecado mortal. Las hermanas de la caridad del colegio nos lo dejaron de una claridad meridiana.
Venial: aquel que se podía cometer de vez en cuando (siempre que  luego te arrepintieras) y hacía la vida más jugosa (lo de la jugosidad no era cosa de las monjas). Sin embargo, el mortal te daba derecho a pensión completa en el caldero del infierno.

Seguramente los cupcakes que siguen pertenecen a la segunda categoría de pecados. Mortales de necesidad. No es por casualidad que estén basados en el famoso pastel “Devil’s food” (Alimento o comida del diablo) Pero antes de llegar al sótano, te llevan al cielo por unos instantes.

Pequemos, ya arreglaremos cuentas con el de abajo.

Fundamental: ya puestos, que sea en condiciones. El ingrediente primordial de esta receta debe ser de la mejor calidad posible. Nada hay en el mundo, el cielo o el infierno comparable a un buen

CUPCAKES TRIPLE CHOCOLATE

(Basados en una receta del nuevo libro de Martha Stewart “Cupcakes”, una joya)

Ingredientes para 16 cupcakes:

1/2 taza de caco en polvo sin azúcar
1/2 taza de agua caliente
1 y 1/2 tazas de harina
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de levadura en polvo
1/2 cucharadita de sal
170 gr de mantequilla
1 taza de azúcar
2 huevos grandes (a temperatura ambiente)
1/2 cucharada + 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
1/2 taza de nata ácida (puede sustituirse por 1/2 taza de yogur natural)

Para la cobertura (2 tazas):

225 gr de chocolate negro de buena calidad
1 taza de nata espesa

Para decorar: Rizos de chocolate negro

1.- Precalentamos el horno a 170 grados. Colocamos en los moldes de cupcakes los papelillos rizados. Reservamos.

2.- En un bol mezclamos bien el cacao en polvo con el agua caliente. Reservamos. En otro bol grande mezclamos la harina, con el bicarbonato, la levadura y la sal. Tamizamos el conjunto y volvemos a reservar.

3.- En un cazo fundimos la mantequilla junto con el azúcar, removiendo. Una vez fundida pasamos la mezcla a un recipiente donde podamos batirla con varillas eléctricas hasta que se enfríe. Tardaremos unos 5 minutos. Una vez fría, vamos añadiendo los huevos, uno a uno, y continuamos batiendo para mezclar bien. Añadimos la vainilla y la mezcla de chocolate y continuamos nuestro trabajo con las varillas hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.

4.- Reducimos la velocidad de las varillas e incorporamos la harina en dos tandas, alternando con la nata ácida (o el yogur en su caso). Evitamos batir demasiado. Si lo hacemos la masa perderá aire y quedará poco esponjosa.

5.- Rellenamos los moldes de los cupcakes hasta 3/4 de su capacidad. Si los rellenamos hasta arriba, al subir la masa se desbordará y el copete del cupcake quedará de un lado. Se come igual, pero no queda bonito.

6.- Horneamos durante 20 minutos. Comprobamos que estén bien hechos pinchando con un palillo en el centro de uno de ellos. El palillo debe salir limpio. Dejamos enfriar completamente los cupcakes sobre una rejilla. Una vez fríos ya podemos desmoldarlos.

Realización de la ganache de chocolate para la cobertura:

1.- Cortamos el chocolate en trozos. Reservamos.

2.- Calentamos la nata en un cazo sin que llegue a hervir. La vertemos sobre el     chocolate, y sin mezclarlo, esperamos a que el chocolate se derrita.

3.- Con cuidado y una vez que el chocolate se ha fundido, mezclamos hasta que     resulte suave y brillante. Metemos en el frigorífico, y volvemos a mezclar     suavemente cada 5 minutos hasta que el chocolate empiece a endurecerse un     poquito y se aclare su color. Ya podemos cubrir los cupcakes.

7.- Con una paleta cogemos una buena porción de cobertura de chocolate y la colocamos sobre un cupcake. Con la paleta vamos “moldeando” la cobertura con movimientos circulares para que quede una forma bonita. Podemos utilizar también la manga pastelera y decorar con la ganache de chocolate a nuestro gusto. Para terminar espolvoreamos con rizos de chocolate. (Facilísimo: dejamos el chocolate a temperatura ambiente durante unos 30 minutos y con un pelador de verduras cortamos los rizos. Si es necesario podemos meter la tableta de chocolate en el microondas durante 5 segundos hasta que alcance el punto ideal para que se formen éstos sin dificultad).

Los cupcakes se conservarán bien durante 2 días si los metemos en un recipiente cerrado dentro de la nevera. Antes de consumirlos los dejaremos un rato a temperatura ambiente.

Imprimir la receta: Cupcakes triple chocolate

P.D. : Un abrazo para dos blogueras fantásticas, imaginativas y trabajadoras. Bea, Ana, aquí tenéis una fiel seguidora. Reposteras como vosotras hay pocas.

33 thoughts on “Un pecadillo al año no hace daño

  1. Sonia: luego de ver las fotografías la verdad es que poco importa si es pecado o no, jajajaja, porque bien lo vale. Que rico!!! deben ser increíbles, sin duda que los voy a hacer, y muy muy pronto. Que ganas de probarlos… me tenté quiero un cupcake ya!
    Un beso enorme, que andes muy bien.
    Pd: decí que no puedo tomar un cupcake a través de la pantalla, porque si no para los que lleguen después ya no quedaria ninguno jaja =)

  2. Buenos días! Soy Ivana y soy pecadora adicta al Chocolate, pero no, no me arrepiento! Me voy al infierno directamente!!!
    Porfi!!! enviame un par de estos cupcakes! que pinta chica! te has lucido! no sé que decirte….
    M A R A V I L L O S O S!!

  3. Fijate si me has puesto nerviosa que se ha publicado el comentario sin acabar!! ja! ja!
    Pues ale, besitos y creo que va a ser la receta con la que me voy a lanzar con las dichosas medidas de tazas!
    Besazos

  4. Buenos días, me declaro totalmente pecadora. Pero además sin posible perdón……

    Primero, porque me chiflan estos cupcakes ( que te han quedado deliciosos).

    Segundo, porque es un pecado haber estado esperando la publicación de este libro desde hace seis meses, haber recibido el libro el jueves y no haber hecho todavía ninguna receta.

    Tercero, porque voy a cambiar de religión y me voy a hacer ” Martista”, y voy a pedir a subida a los altares de ” Santa Martha Stewart”…. ( lo de que estuviera en la cárcel, me parece una nimiedad, jijiji)

    Estoy contigo en que el nuevo libro, es imprescindible!!!

    Es para irse directamente al infierno, pero bueno, si llegamos allí con estos cupcakes…. seguro que nos tratan como a reinas!!!!!

    Estoy deseando ver todos tus cupcakes.

    Un beso muy fuerte !!!

    Bea

  5. Hola Sonia, yo creo que comer una de estas es pecado mortal, pero vamos, yo ahora mismo pecaría, y no una sola vez si no unas cuantas, besos, pepa, te han quedado fantásticas.

  6. Hola Sonia, a mi edad no se puede una pasar, poque por mucho que camine o corra,los kilitos se quedan conmigo.
    Pero hija yo tampoco puedo dejar de pecar, total un pecadito más quien lo va a notar.
    Un abrazo.
    Marisa.

  7. Ayyy… Sonia, yo también fuí al colegio con las hermanas de la caridad, así que te entiendo perfectamente, porque en aquellos tiempos no conocíamos estas delicias, que si me pillan comiendo una me hubieran excomulgado sin apelación posible.
    He hecho un bizcocho muy parecido a esta receta, pero con buttermilk en vez de nata agria y queda súper esponjoso, habrá que probar las dos versiones.
    Quedo a la espera del próximo pecado.
    Un beso.

  8. Hola Sonia!!

    Delicioso cupcake el que nos propones, que te voy a contar yo de delicias y tentaciones que no sepamos ya. Absoluta fan de la Stewart, lo sabes…

    Me ha hecho muchisima ilusión tus palabras hacia Bea y hacia mi, es todo un honor viniendo de quén vienen, de alguien que está siempre en las nubes…

    besos…

  9. Sonia, tienes tiempo de participar en el Hemc hasta el 25 de Junio. Anímate, me encantará ver que propones, algún pecadillo como éste?
    Besos.

  10. A mi por pecados como este no me importa engordar, confesarme, que me fustiguen, cumplir la penitencia o lo que sea menester.
    Tienen una pinta increible, pero las magníficas fotos le realzan la belleza. Estupendas de verdad!
    Por cierto, con respecto a lo de sin gluten que me planteas, puedes contar conmigo absolutamente para TODO lo que necesites. Estaré encantadísima de ayudarte en todo lo que pueda.
    Muchos besitos sin gluten

  11. Aaaaalaaaaaaaaaaa!!!!!! qué bueníiiiiiiiiiisima pinta que tiene!!!!! Con lo que me gusta a mi el chocolate (negro, cuanto mas porcentaje de cacao mucho mejor!!!), soy una pecadora….ayyyyy si lo supieran mis profesoras de “Las Nieves” (hermanas de la caridad todas ellas………..). Mándame una cajita de estas a casa!!!!! Besotes!!!!

  12. Ego confieso: Sonia, he pecado… con el chocolate he pecado mil veces y con éste postre tuyo de hoy, he pecado por omisión!!!! imaginándome con ese peazodecupcake en tó lo alto… buenísimoooooo, un besazo

  13. Buenos dias Sonia.
    Gracias por tu visita!
    Con la cocina me llevo bastante bien, pero con lo salao. Asi que cuando quiera hacer algo dulce, prometo pasar por aqui para copiar alguna de tus multiples y fantasticas recetas, que dan ganas de pasarle la lengua a las fotos!
    Si lo del chocolate es pecao, al infierno de cabeza.
    Donde hay que reservar la plaza?
    Estoy conevencida que si por un casual existiera tiene que ser mas divertido que el cielo!!!!
    Pero como no fui a colegio de monjas, (gracias a Dios)!
    De la que me libre, siempre fui a colegios mixtos, y el tema religioso se pasaba de puntillas, asi sali agnostica convencida…
    En fin voy a ver si hago algo por casa, eso sin ruido, que las horas que son… y levantada desde hace hora y media, que el joio niño no me dejo dormir con eso de que hoy es su cumple… la madre que lo pario quien seria!!!!
    Besos
    Rosa

  14. El problema Sonia, es que si hago estas maravillas no va ser un pecado al año, será un pecado tras otro hasta que se acaben, ja,ja,ja.
    Preciosos y supongo que deliciosos.
    un abrazo,
    María José.

  15. Upsssss…. (no miro, no quiero mirar…)
    Cambio tuper de lo que tu quieras por uno de estos pecados… que ricos…
    De niña y de jovencita no me importaba mucho el chocolate…(increible)…ahora mismo le tengo verdadera pasión…¿es raro?…jajaja…

    Muchos besos

  16. Creo que me voy a ir de cabeza al infierno,porque con estas delicias no hay quien se resista….
    Haces verdaderas joyas,es una gozada para la vista,y me encantaría coger una.
    UNA MARAVILLA!!
    Un beso.

  17. ¡Me has matado del todo¡¡voy al infierno de cabeza…..lo siento mucho pero en estos momentos no me interesa el cielo para nada…..ya estaré en él cuando me los coma y disfrute de sus tres chocolates…¡¡¡nada menos que tres hay quien de mas¡¡¡¡
    Se me olvidaba las fotos como siempre preciosas.
    Un beso.

  18. OOOOH!
    con esto puedo pecar, sí, sí. Has hablado de cacao no? y de chocolate de buena calidad? pues a esos dos NO soy alérgica!!!
    tengo en casa una tableta de chocolate 100% (que es una delicia) y cacao puro en polvo.

    Me has hecho muy, muy feliz.

    Las fotos de exposición.

    besos

  19. Sonia, si comer chocolate o hacer estas cositas tan ricas es pecado…tu ya no hay quien te salve, porque no sólo has pecado tú si no que nos arrastras a l@s demas contigo, de cabecita al infierno.¡uuuuuummmmque relamido más rico! Besos pecadoraaaaaa.

  20. Aisss yo confieso que iria todos los días derechita al sotano porque el chocoalate es mi mayor devilidad (pecado venial… jajaja).
    Te han quedado divinos de la muerte…
    Gracias por recomendar el libro de cupcakes de Martha, tengo algunos (Americanos e Ingleses) y acabo de poner el de Martha en la lista de compra… 🙂

  21. wow!!! te compraste el de cupcakes? Bueno que conste que hoy lo supe porque me lo ha dicho Bea, siii!!!!!! hoy la he conocido por cierto te tengo que escribir al pri por un mensaje que le diste a Bea! ya sabes nuestro secretillo jajajajaja

    Besazos guapa y este finde ya publico!!!!

  22. Estoy comprobando que vamos a ser unos cuantos en el infierno. Un beso a todos y gracias por pasar por aquí. Próxima entrega: mini cupcakes de cerezas.
    Besos
    Sonia

  23. TE O-DIO!! Yo que estoy juiciosa combatiendo mi adicció al chocolate. y qué va!!! aunque entres en mi casa con todas tus tentaciones adoro venir a qué saben las nubes!

  24. Me chiflan tus recetas!! No me importaría ir de cabeza al “Hell cellar with Mr. Devil” por un bocado de estos cupcakes triple chocolate…uummm…pura tentación para el paladar y los sentidos…con lo chocolatera que soy nada más ver este cupcakes se me hace la boca agua…

    Besis
    Eva

  25. Ya las hice por fin!!! las tengo publicadas, tendria que haber montado un poco el ganache… pero bueno, desde luego son una delicia, a la gente le encanto.
    Gracias y un besito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *