Trucos de estilismo culinario (baklava)

La repostería árabe es mi favorita. Aromas, texturas, sabores…

En esta nueva entrada veremos algunos trucos de estilismo culinario para que nuestras fotografías sean irresistibles y transmitan sensaciones…

Me apasiona la repostería árabe. El agua de azahar, la miel, los frutos secos, los almíbares… ¡Me fascinan! Y además hay que reconocer que no solamente son manjares exquisitos (y con mucho peligro también), sino que son tremendamente agradecidos a la hora de hacerles fotos: texturas, brillos y misterio ¿Alguien da más?

Esta es la fotografía de mi baklava turca. Vamos a ver algunos de los trucos de estilismo culinario que la han hecho posible:

trucos de estilismo culinario baklava

¿Cual es el primer paso antes de crear la imagen?

Pensar. Hay que pensar un ratito. Aunque sea solo un poquito.

¿Qué imagen quiero crear? ¿Qué quiero transmitir? ¿Qué quiero contar? ¿Qué es lo que quiero que el espectador sienta al ver mi fotografía?

No es lo mismo hacer la fotografía de un rico, fresco y veraniego gazpacho, que de una baklava turca llena de almíbar y frutos secos. No es, ni por asomo, lo mismo.

Una de las cosas que suelo hacer en este ratito previo de reflexión es asociar adjetivos al alimento con el que voy a trabajar. Es un truco que siempre utilizo ¡Probadlo, ya veréis como os da buenos resultados! En este caso, lo tenía claro: dulce, pegajosa, crujiente, brillante, misteriosa, turca, aromática… ¡Hasta sensual!

Si os fijáis bien, y una vez que hemos construido nuestra lista mental, tenemos la fotografía casi hecha:

  • luz misteriosa y contrastada, que potencie los brillos y altas luces que crea el almíbar
  • plano muy ligeramente picado para que deje ver las capas de la masa y los frutos secos,  y por lo tanto su textura crujiente
  • complementos y escenario que nos hablen de su origen y de los ingredientes y aromas de la baklava
  • el almíbar ( que más dulce y pegajoso, os lo aseguro, no puede ser) cayendo sensualmente por la parte delantera…

¿Cuales son los trucos de estilismo culinario de esta imagen?

Como os contaba, utilicé un plano ligeramente picado, casi a nivel, para que pudieran verse las capitas de masa y frutos secos. Así que lo primero que hice fue poner las porciones alineadas, mirarlas de frente, y decidir en cual de ellas las distintas capas habían quedado más separadas y “aireadas”. La mejor porción, pasó a ser la protagonista.

A continuación, y tras colocar capas de textura (madera, lino, tela de saco, loza, metal… ¡Hay de todo, como en un bazar!), situé dos porciones de baklava como base, y a mi protagonista sobre ellas. De tal manera que se viera bien el corte, al mismo tiempo que creaba volumen.

trucos de esilismo culinarioPara inclinar ligeramente hacia delante la porción protagonista, y poder ver mejor su parte superior, coloqué dos pequeños pegotitos de plastilina debajo de la parte posterior. Con mucho, mucho cuidado y mis pinzas odontológicas.

La plastilina es tremendamente útil. Se moldea fácilmente y es barata. El color no importa, pero tened cuidado de que no se vea en la imagen.

A continuación, pincelé con algo de almíbar la superficie visible de las tres porciones (brillos y luces altas asegurados, jugosidad infinita).

Luego, machaqué con un mortero algunos pistachos, teniendo cuidado de que quedaran trozos grandes, y otros reducidos a polvo. Así podemos añadir dos capas más de textura a la superficie. Primero espolvoreamos el polvillo, y luego, colocamos con nuestras pinzas y sumo cuidado, los trozos más grandes.

Y ya que estamos con las pinzas en la mano, aprovechamos para separar un poquito las capas de masa de la parte superior.

Por último, y con una cucharita, añadí más almíbar a la parte delantera, en el pico de la porción protagonista de baklava, para que cayese lujuriosamente por los lados.

Disparo continuo en mi cámara y… Voilá! ¡Nada más sencillo!

¿Queréis aprender fotografía culinaria o mejorar las fotos que ya estáis haciendo?

Si queréis aprender fotografía culinaria durante el mes de julio, para tenerme a vuestra entera disposición y no parar de hacer fotos (una maravillosa manera de evitar los calores estivales), el curso online Con las manos en la cámara, nivel inicial, comienza el día 26 de junio de este año 2017.

Aquí tenéis toda la información, y estoy a vuestra disposición por si queréis hacerme cualquier pregunta.

¡Os espero!

¡Atención! Si estáis inscritos en la lista de la newsletter del blog, recibiréis un cógido-descuento para este curso en un par de días.

¡Miles de gracias por vuestra atención y visita al blog!

Sonia

7 thoughts on “Trucos de estilismo culinario (baklava)

  1. Y a mi se me ocurre ver esta entrada a las 14:38 horas con un nivel de hambre voraz, así que estoy salivando sin control. Oye que buena pinta y que trucos tan maravillosos. Me encanta la fotografía culinaria, es increíble como apetece hacer una receta con solo mirarla, y esta apetece muchísimo.

    1. ¡Jajajajaj!!! Pues lo que has dicho Reme, es lo mejor que le puedes decir a un fotógrafo culinario, la verdad. A veces nos olvidamos que ese el el fin último de las imágenes culinarias, así que me voy tan contenta!!! ¡Un beso grande!

  2. Tiene una pinta espectacular, y eso que la repostería árabe no es lo mio, la encuentro muy dulce. De toda la comida turca, que realmente era exquisita , los dulces era lo que menos me gusto.
    Me estoy poniendo al día de tus entradas…vamos, es como si hubiéramos pasado el fin de semana juntas porque tenia un montón por ver.
    Gracias por compartir tanto.

    1. ¡Jajajaja!!! ¡Pues vaya hartón de blog!!! Bueno, pues me alegro mucho de que hayamos pasado el fin de semana juntas ¡Pero haber avisado!!!
      Es que estoy haciendo el curso de repostería árabe de La Tallerería, el de Belén, y me lo estoy pasando pipa ¡Espero que todo os vaya muy bien y te mando un beso enorme!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *