Siete consejos de estilismo culinario para ensaladas

¿Queréis algunos consejos de estilismo culinario para ensaladas? ¿Queréis que se vean especialmente frescas, naturales y bonitas en vuestras fotografías? ¡Adelante, seguid leyendo!

Collage estilismo culinario para ensaladas

Hay que reconocer que realizar el estilismo culinario para ensaladas que vayan a ser las protagonistas de una fotografía culinaria, es muy agradecido y fácil. Sobre todo, si seguimos unos pequeños y sencillos consejos ¡Ahí van!

Siete consejos de estilismo culinario para ensaladas:

  • Hagamos caso a los estilistas profesionales. Si como yo, vosotros mismos os encargáis de realizar el estilismo culinario de vuestros platos, haceos con un buen libro de estilismo, y consultadlo siempre que os haga falta. Mi favorito, aunque algo caro, el maravilloso libro de Delores Custer: Food Styling. The art of preparing food for the camera.
  • Cuando vayáis a comprar los componentes para vuestra ensalada, aseguraos bien de su frescura y buen aspecto. Nada más triste que una lechuga algo marchita. Además, si es necesario, antes de la fotografía, refrescadla un poquito en un baño de agua y hielo.
  • Si vais a crear una ensalada verde, procurad utilizar vegetales de distintas formas y colores. La rúcula, las espinacas de tallo rojo, la lechuga rizada, la achicoria, la hoja de roble, la Lollo Rosso… presentan muchas más variaciones de color y formas interesantes que la tradicional Romana.
  • Fijaos en la diferencia al presentar los componentes de vuestra ensalada planos, o bien, colocados en vertical. De esta manera, les damos altura y variación de formas y texturas. Sin embargo, mirad la parte posterior del plato, y cómo cambia la imagen con solo situar un par de hojas de diferentes formas para crear interés.

Estilismo culinario para ensaladas

  • Para conseguir algo de volumen, podéis colocar algún tipo de alza debajo de la ensalada. En mi ensalada, hay media pelota de corcho blanco cubierta con vegetales. Y en la pelota, hay un alfiler con cabeza pinchado, sujetando esa rodajita de rabanito por la que se cuela la luz. Aunque debéis aseguraos de que nada de esto se ve en la imagen final.
  • ¿Recordáis la mezcla al 50% de agua y glicerina? Ha llegado el momento de utilizarla con un buen vaporizador sobre la ensalada. Mirad la fotografía, y comprobad las preciosas luces altas que se crean en su superficie. La sensación de frescura y jugosidad que transmite es increíble ¡Crujiente y sana!

Consejos de estilismo culinario para ensaladas

  • No aliñéis la ensalada. Y si es obligatorio, hacedlo mínimamente. Para mostrar el aliño en la imagen, podéis colocarlo en un pequeño cuenco, incluir en la composición una botella con el aliño, o bien, probad a fotografiar como cae sobre la ensalada en una imagen con un poquito de acción.

Ensalada verde de primavera

Complementos de la fotografía:

  • Superficie de tablones de madera, pintada con cera blanca.
  • Tela verde de algodón 100% pintada a mano de La Tienda de ¿A qué saben las nubes?
  • Gasa blanca de cualquier farmacia.
  • Pequeño bol blanco de un outlet de menaje de cocina.
  • Plato blanco de una colección de hace dos años de Zara Home (señores de Zara Home, una vez más, algo de publicidad…).
  • Tenedor de plata vintage de La Tienda de ¿A qué saben las nubes?

 

Si queréis avanzar en vuestros conocimientos de fotografía y estilismo culinario, recordad que el curso avanzado de fotografía culinaria Con las manos en la cámara, comienza el día 17 de abril de 2017 ¡Os espero!

 

Y vosotros ¿Conocéis más trucos de estilismo culinario para ensaladas? ¡Espero vuestras sugerencias!

¡Gracias a todos por vuestra atención y visita al blog! ¡Hasta el próximo día!

Sonia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *