Portafondos DIY para fotografía

En esta nueva entrada del blog, te enseñaré a crear un portafondos para fotografía DIY. Te sorprenderá lo sencillo que es, y el resultado es lo suficientemente bueno como para hacer el gasto de 8 euros de los materiales… ¡Adelante!

Portafondos DIY

Estoy segura, segurísima, de que estás deseando tener una manera decente de colgar tus fondos para fotografía. Sea cual sea el tipo de fotografía que hagas.

Estoy segura también, de que un portafondos barato y que puedes desmontar y guardar donde quieras (no ocupa mucho espacio) es un sueño hecho realidad.

Por eso, hoy te enseño a crear un portafondos DIY para fotografía ¡Y por solo un coste de unos 8 euros!

portafondos DIY


Este portafondos lo creamos en el curso de Fondos y superficies para fotografía,  y luego, por supuesto, aprendemos a crear los fondos (preciosísimos) que colgaremos del portafondos hecho por nosotros mismos.

Comienza una nueva edición en breve, en concreto el día 28 de mayo (de 2018, pero seguro que si ya ha pasado la fecha, hay alguna nueva edición programada). Si estás interesado en aprender a crear fondos y superficies bonitas, a tu gusto y de buena calidad ¡Puedes leer toda la información aquí!


¿Qué materiales necesitaremos para el portafondos DIY para fotografía?

  • 3 tubos de PVC de 2.5 metros (los míos tienen un diámetro de 25mm)
  • 2 codos de PVC
  • 4 “Tes” de PVC

¡Te enseño algunas fotos para que veas como son! Yo he comprado todo el material en una gran superficie de bricolaje cercana a mi casa. Es fácil de encontrar.

Portafondos DIY fotografía

Para crear tu portafondos DIY, lo primero que tienes que hacer es cortar los tubos de PVC a la medida que más te convenga. Necesitarás dos tubos transversales, cuatro tubos verticales y cuatro tubos pequeños que usarás como pie.

Si necesitas un portafondos más alto o más bajo, o más o menos ancho, tenlo en cuenta. El sistema para la construcción del portafondos será el mismo, pero las medidas cambiarán.

Yo he decidido crear un portafondos de 1,75m de alto (bastante adecuado para mis fotografías culinarias y de still life), y lo primero que voy a hacer es cortar dos tubos con esta medida. Serán los palos verticales de mi portafondos. 

portafondos DIY

A continuación, los trozos que me han sobrado (dos trozos de 75 cm) voy a cortarlos a su vez por la mitad (y obtendré cuatro trozos de 37,5 cm) que me servirán como pies del portafondos.

Además, cortaré el tubo que me queda entero, también por la mitad (1,25 m.), con lo que ya tendré mis dos tubos transversales.

Por último, solo me queda cortar los tubos de 1,75m del principio, también por la mitad.

Ya tengo todos mis palos preparados.

¡Vamos a ensamblar el conjunto!

En primer lugar, creo los “pies” que darán estabilidad al portafondos. Lo haré uniendo los trozos más pequeños de tubo con una “T” por cada dos tubos. Tubo + T + Tubo (dos veces). Tal y como ves en la primera imagen del collage anterior. Estos serán los pies del portafondos.

Sobre cada agujero libre de la T de los “pies”, montaré un tubo mediano (dos veces). Puedes verlo en la segunda imagen.

A continuación otra T, y los otros dos tubos medianos restantes (tercera imagen del collage).

En el siguiente paso, colocaré uno de los tubos transversales (los más largos) entre los dos tubos verticales (encajándolo en el agujero libre de cada T). La finalidad de este primer tubo transversal, es darle estabilidad a todo el conjunto, que no será muy pesado, y nos ayudará a que todo esté equilibrado y en su sitio.

Y por último, coloco un codo sobre cada uno de los finales de los tubos verticales. De esta manera, ya puedo colocar el último tubo transversal ¡Portafondos hecho!


Solo te queda hacerte con unas pinzas de estudio, y crear algunos bonitos fondos para tus fotografías.

No te llevará mucho rato crearlo, y puedes montarlo y desmontarlo siempre que lo necesites.

¡Espero que te haya gustado y te sea útil la idea! ¿Te atreves a crear el portafondos DIY? ¡No te arrepentirás!

2 thoughts on “Portafondos DIY para fotografía

    1. ¡Hola Sonia! ¡Si, empieza el 28 de mayo! ¡Ay, madre mía! ¿Qué he puesto? De verdad, que cada día soy más desastre!! Tú tranquila, que el día es el 28 de mayo. En serio ¡Soy una calamidad de despiste!! ¡Gracias miles por decírmelo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *