Fotografía culinaria, de viajes. Still life. Photoshop. Lightroom. Inspiración. Y mucho, mucho más…

 con Sonia Martín


 La creatividad es la filosofía que inspira esta web. Gracias por acompañarme y contar conmigo para aprender, disfrutar y hacer fotografías.

Últimas entradas:


La Pila

Mañana es mi cumpleaños. ¡Ja! Si alguien cree que lo digo con una sonrisa en los labios, está totalmente equivocado. Me repatea los hígados. Cuando llegué a esa edad en…

AIG 09

No sé qué hora es en Panamá (¿Estoy en Panamá, verdad?) no sé que hora es en España. ¡¡¡Por no saber, no sé ni dónde he dejado mi reloj!!! Lo…

Una ardilla de Alalpardo se cuela en el blog

El otoño es una de mis cuatro estaciones favoritas. Tenía pensado un precioso texto sobre el otoño. Unas bonitas y románticas palabras, unas inspiradas frases sobre sus colores, su luz…

Ya sé hacer fondant. O casi…

Heme aquí. De nuevo. Sola frente a montones de azúcar glas y nubes de colores. Mi hijo pequeño se declara en huelga (cual azafata de compañía aérea) y se niega…

El tiempo es oro

Sé que muchos de los que visitáis este humilde espacio nada tenéis que ver con los blogs de cocina. Sé que otros muchos sí lo tenéis. Sé que en cualquier…

Mi vida tras el fondant

Fondant: Utilizado normalmente para la decoración de tartas, el fondant, una vez realizado y estirado con el rodillo, cubre las mismas dotándolas de una capa suave y homogénea, para a…

El olor del mundo

Cada país tiene un olor. De veras. Siempre que llego a algún aeropuerto o ciudad del mundo, lo primero que hago es “olerlo”. ¿Será porque el olfato es uno de…

Al sureste de la France

Felizmente existen personas sencillas, lugares sencillos, recetas sencillas, testimonios sencillos. No siempre lo sencillo resulta ser sinónimo de fácil, corriente, u obvio. No siempre lo sencillo es evidente. Amo lo…

Una pin up en el corazón

“Sonia, somos unas cuantas como tú, que es eso de chismes? son súper necesarios y éstos son sólo de la sección de los cupcakes, quedan los de las tartas, los…

La primera vez que no llegué a Lyon

La primera vez que NO llegué a Lyon tenía 19 años y estaba sola. Era de noche, noche cerrada de un diciembre tardío y casi navideño. La primera vez que…