Fotografía culinaria III: Equipo simple pero eficiente

Esta es “la tercera entrega” de una serie de posts dedicados a la fotografía culinaria. Como ya conté anteriormente, no pretendo dar lecciones a nadie, simplemente compartir lo aprendido en dos largos años de “vicio fotograferil”. Y sin más preámbulos…¡equipémonos!

Coulant de chocolate 2

Más de una vez me han preguntado qué tipo de cámara sería conveniente tener, o bien de qué equipo básico disponer. Cuando empecé a hacer fotografía gastronómica, al inicio del blog, contaba única y exclusivamente con una compacta digital, y mi antigua réflex más propia de un museo de antigüedades. Poco a poco, y sin grandes dispendios, me fui haciendo con un equipo muy simple, de aficionado, nada profesional, pero que, particularmente, me resulta eficiente. No quiero decir con esto que no me gustaría ir adquiriendo nuevos elementos con los que ampliar el equipo.

Equipo básico:

Cámara digital y objetivos:

Mi cámara es una Nikon D60. Tengo dos objetivos, uno de 18-55 mm y un teleobjetivo 70-300mm. Me gustan las tomas gastronómicas con el “tele”, lo que hace imprescindible el uso de un trípode. Es una cámara sin complicaciones, no es excesivamente cara, y se ajusta a lo que de momento necesito. De cualquier manera, señores de Canon, suspiraría por una Canon EOS 550D… ejem!!

Trípode:

En el caso de la fotografía culinaria, tan necesario su uso como el de la propia cámara. Las tomas interiores, aunque cerca de la luz natural, obligan a utilizarlo para asegurarnos que no queden “movidas”. La comida o el plato preparado no se va a mover, pero si la exposición es necesariamente un poco larga, nuestro pulso seguro que falla.

Vale la pena invertir en un buen trípode que soporte peso, y que sea muy estable. ¡¡No hay nada menos agradable que disparar y ver como “rebota” la cámara!

Reflectores:

No hay nada tan importante en fotografía como la luz. Me gustan las fotografías hechas con luz natural, suave y matizada. Los reflectores son esos artilugios que ayudan a disminuir las sombras duras y a eliminar aquellas que no lo son tanto, además de reflejar más luz, lo que nos ayudará a la hora de la toma. Existen reflectores de diferentes tamaños, tipos y colores.

En mi caso utilizo tecnología punta: un par de cartulinas blancas. Bien colocadas obran milagros.

Mini estudio

Caja de luz:

Una caja de luz es una especie de cubo, generalmente flexible, que permite que pase la luz, consiguiendo tamizar y hacer mucho más suave la luz que entra, ya sea natural o procedente de focos. Su uso, además de práctico, es muy recomendable. Con ella podemos crear una especie de mini-estudio, que nos dará muy buenos resultados. Podéis ampliar la información en este blog.

Mi relación con las cajas de luz ha sido turbulenta. En un primer momento construí una caja de luz casera, y al cabo de un tiempo la quemé, no intencionadamente, pero la quemé. Ahora dispongo de una “caja de luz” un tanto peculiar: una caseta para perros de Ikea. Tengo que reconocer que es demasiado profunda, pero hasta hacerme con una “de verdad” me arreglo con ella.

Caja de luz

Focos:

Existen de todos los tipos, tamaños y precios. No quiero mentir y decir que no me gustaría tener uno, o varios. En realidad es el próximo elemento que me gustaría añadir a mi equipo. De momento utilizo la luz natural.

Como aficionado, y para comenzar, creo que es más importante tener 3 o 4 elementos básicos y poner toda la atención en la composición y el uso de la luz. Pero es cierto, que en este, como en otros campos, existe una oferta tan amplia, y una voluntad tan débil, que el bolsillo puede vaciarse en menos de lo que se tarda en hacer “clic” con la cámara.

Próxima entrega: Pequeños trucos para que todo parezca mejor, y siga siendo comestible.

Anteriores posts de la serie fotografía culinaria:

Fotografía culinaria I: ¿Qué vamos a fotografiar?

Fotografía culinaria II: A vueltas con la composición

34 thoughts on “Fotografía culinaria III: Equipo simple pero eficiente

  1. yo tengo esos reflectores de tecnología punta!!! sobre la iluminación artificial es algo que tengo pendiente, ¿tienes alguna información?
    la caja de luz, la misma aunque debido a la hora que hago las fotos no la necesito, pero está ahi, tambien tecnologia, punta, punta! que apaña!
    besitos

  2. Bravo! me recuerda a mis sets improvisados y eso que no lo he hecho en muchas ocasiones, las cartulinas dobladas pegadas con cinta adhesiva en cualquier sitio.

    He estado en algunas sesiones de fotos sobretodo pescado, crudo, congelado, cocinado… (es lo que tiene trabajar en publicidad cerca de un puerto pesquero) y también hay mucha trampa, post producción y trucos que consiguen que el producto parezca más vistoso…

    La verdad es que el espacio del que dispones con la luz entrando desde el lateral es magnífico, lo que me ha impresionado es lo de la caseta de Ikea, a eso le llamo tener recursos!, hay kits para fotógrafos muy bien de precio que incluyen la caja y alguna cosa más, en ebay he visto algunos.

    Una idea para que añadas a los temas y esto no se acabe, queremos ver tu kit de estilismo!! platos, tazas, mantelitos, y demás ajuar de colores, debes tener un montón de cosas en casa! has comprado algo pensando en su posible utilidad para hacer fotos más que en darle un uso? seguro que sí 😉

    Enhorabuena y gracias por los artículos, besos

  3. Super interesantes los post de fotografías culinaria. Siempre te he dicho como me gustan las fotografías que pones en el blog, asique me resulta muy útil lo que nos contas.
    Siempre es un placer leerte.
    Un beso grande.

  4. Sonia, desde ahora me tomaré más enserio lo de hacer foto, por tus posts me estoy dando cuenta que es todo un mundo desconocido para mi que lo unico que hacia es darle al botonsito y ya esta.
    Un abrazo fuerte.

  5. Puedo aplaudir ????
    Me gustan tanto estas entradas como las de viajes o comiditas…
    Eso si, me ha dado un susto el Arguiñano al terminár….jajaja…

    Besinos

  6. Pues muchísimas gracias a todo el mundo. La verdad es que estoy disfrutando mucho con esta serie de posts. No sólo eso, sino que al ir preparándolos yo también aprendo. Un abrazo muy fuerte.
    Sonia

  7. Sonia que bien lo explicas… la verdad que yo tengo que seguir tus indicaciones, pues no aún no me quedan las fotos como me gustaría.

    besos!!!
    Vanesa Sierra
    Mis deseos más dulces

  8. Mil felicitaciones gracias por enseñar lo que sabes y ser tan explicita en tus comentarios. De verdad muy bellas tus fotos y sabrosas !!! tus recetas

  9. Joer sonia, justamente ando yo en turbulentas diagaciones porque no dispongo del material fotográfico adecuado para hacer las fotos de mis post….es más, ahora mismo no tengo ni cámara…ni dinero para comprarla, que estoy en paro y no es plan de gastar a lo loco sin saber que será de mi (jejej).

    Tus post me encantan y aunque creo que nunca te he dejado comentarios si que te leo..mucho…siempre que puedo. Es genial ver tus fotos y los montajes que haces

  10. Buenísima tu serie de post para fotografiar comida.
    Tras muchas cavilaciones, he decidido abrir mi blog, así que estoy preparándolo, y te puedo asegurar que tus indicaciones me están sirviendo de mucho a la hora de fotografiar las cosas.
    Gracias mil
    Un besito
    Pandora

  11. Perdona que deje dos comentarios seguidos, pero comentas que te gusta hacer las fotos con el tele, es con ese objetivo con el que logras la profundidad de campo? Yo es que tengo una camara muy normalita y de sensor pequeño y no logro hacer nada en condiciones

  12. Qué risa tu post! Buenísimo! Estoy en la duda si me compro o no una reflex y tu blog me está casi convenciendo… es que es otra cosa un blog con fotos así de hermosas! Saludos brasileños!

  13. Uyyyyyyyyyyyy, yo me como mucho el coco con el asunto de la luz natural y como amplificarla en mis fotos. No veas la que monto en casa cerca de las ventanas para hacer la foto a un plato… Pero me resulta difícil sacar fotos de composiciones, porque no tengo el espacio suficiente cerca de las ventanas para distribuir varios objetos. Un lío…
    En cualquier caso, agradezco tus estupendísimos consejos… Ya estoy en la búsqueda de las cartulinas y a ver cómo las coloco. Porque eso es un gran problema… jejejejeje
    Un besote

  14. Sonia, me acabo de leer tus tres post relacionados con la fotografía gastronómica. Me han gustado muchísimo y me han parecido de lo más didácticos, he aprendido mogollón! ¿No hay más entregas?
    Besos y gracias

  15. Hola, me ha encantado tu serie de post sobre fotografía culinaria, acabo de abrir mi blog hace muy poquitos días y aunque tengo mucha ilusion por este nuevo proyecto y me apasiona pasar horas en mi cocina preparando platos, lo que ha hecho que más tardase en decidirme a abrir mi propio blog era el tema de la fotografía. Sigo muchos blog que cuentan con unas fotografias dignas de una exposicón y yo cuando hago las mías parecen de «segunda división», aunque al menos espero que se note el cariño que les pongo. Pero navengando por la red y buscando cómo mejorar he dado con tu blog y me ha encantado, el mini curso y tus fotos y tus recetas!!!Gracias por compartir esos consejos con los demás, que a las que estamos empezando nos vienen de fábula! Un saludo y seguiré deambulando por aquí!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *