DIY: Fondo para fotografía culinaria o still life

Este es el fondo para fotografía culinaria o still life que aprenderéis a hacer en la entrada de hoy ¡Seguro que os va a gustar!

Fondo para fotografía culinaria o still life

¿Hay algo que le guste más a un fotógrafo culinario que un buen fondo para fotografía culinaria o still life? Si, supongo que sí, pero pocas cosas, también es cierto.

Siempre me ha gustado en el blog, hablaros sobre los fondos con los que trabajo, y en alguna ocasión, enseñaros como hacerlos vosotros mismos. No son difíciles, os lo aseguro, y sí, muy, muy divertidos.

Hoy vamos a crear un fondo para fotografía culinaria o still life de color gris oscuro y con aspecto envejecido. Es fantástico porque su color neutro combinará con cualquier clase de sujeto protagonista y además, llenará de una preciosa textura vuestra imagen.

Luego, dependiendo de la edición, podéis conseguir cambiar el color del fondo y obtener el que más os convenga.

Materiales para el fondo para fotografía culinaria o still life:

  • Una superficie de tablones de madera cruda (no importa si está más vieja o más nueva)
  • Pintura blanca de efecto tiza
  • Pintura gris oscuro de efecto tiza
  • Una brocha ancha
  • Una toalla vieja

Y éste es el fondo que vamos a crear:

Fondo para fotografía culinaria y still life

1.- Comenzaremos pintando nuestra superficie de madera con la pintura blanca de efecto tiza. Yo he usado esta pintura, pero podéis encontrar otras marcas que funcionan igual de bien. Se trata de pintar la madera a brochazos sueltos, que no cubran del todo la superficie. La dejamos secar completamente.

2.- Una vez seca, volvemos a pintar la superficie, por encima de la pintura blanca, con el color gris oscuro. Este es el color que yo he usado, mezclado con un poquito de pintura blanca, para hacerlo más claro. En esta ocasión, es preferible que los brochazos estén todavía más sueltos y “mal hechos”.

3.- Nada más aplicar la capa gris de pintura, y todavía húmeda, con la toalla doblada, vamos frotando ciertas partes de la tabla, para levantar la pintura gris, allá donde queramos. El efecto será un efecto envejecido muy sencillo de conseguir.

4.- Dejamos secar del todo la pintura gris cuando ya estemos satisfechos.

5.- Opcional: una vez seca la capa gris, podemos pegarle unos llaverazos a toda la superficie. Ideal para acabar con el estrés.

¡Así de sencillo!

El resultado que yo he conseguido en una sesión con unas preciosas ramas de bayas naranjas que gustosamente me cedió un arbusto del campo.

fondo para fotografía culinaria o still life

Como podéis ver, tras la edición, el fondo ha adquirido un precioso tono algo morado (efecto de una capa de color azul oscuro y m.d.f. exclusión…).

Espero que os haya gustado el resultado y que creéis vuestros propios fondos de madera envejecida, que no dejaréis de usar, con esta sencilla técnica. Contadme en comentarios, si conocéis alguna técnica parecida ¡Por favor!!

¡Hasta muy pronto y echadle un vistazo al curso avanzado de fotografía culinaria Con las manos en la cámara! ¡Empezamos dentro de un par de semanas!

Sonia

8 thoughts on “DIY: Fondo para fotografía culinaria o still life

  1. Qué bueno, Sonia! Yo ayer estuve pintando un tablón . También utilicé pintura a la tiza, en mi caso al revés :), le di un color gris andracita y después , el blanco; y, sin secarse este último, pasamos una lija del Leroy que le da “añade” una veta preciosa.:) (porque mi tablero tenía pocos tablones) 🙂
    La verdad es que es muyyyy divertido.
    Un beso bien grande, Hermosa!!

    1. ¡Qué bonito! Con la lija se deben crear vetas más marcadas, y seguro que más textura ¡Genial! A ver si encuentro más tablones y lo pruebo ¡Un beso muy grande y gracias por el truquillo!!!

  2. Tengo que ponerme a hacer unos tablones que tengo y todavía no he sacado tiempo para ello. Éste me encanta y necesito con urgencia uno del estilo. Gracias por todos los tips.

    1. ¡Hola Verónica! Pues de verdad, que es muy fácil. Te aseguro que si yo he podido hacerlo, seguro que tú mejor, y con más gracia ¡Un beso grande y gracias a ti!!

  3. Hola, querida Sonia! Vengo a hacer una puntualización… Mi señor marido me ha transmitido que la “susodicha lija” es un taco veteador de madera… Es que yo soy una negada para nombrar el utillaje bricolajista ( todos son tornillos, martillos, destornilladores y poco más 🙁 )

    He subido una foto a flickr inspirada en ti, aparece mi tablero (amarilleado). Si quieres echar un ojo…
    Otro beso!!

    1. Taco veteador de madera… ¡Váyase usted a saber lo que es eso! Bueno, yo tal cual, lo pregunto donde vaya. A mi me pasa como a ti, te lo aseguro. Me voy a Flickr a ver la foto ¡Un beso grande!!!

  4. Sonia
    Muchas gracias por los consejos de bricolajes,son muy practicos y bonitos Una duda ¿que tamaño aconseja para hacer estos fondos?
    Gracias

    1. ¡Hola Javier! Pues si pueden ser grandes, mejor, pero claro, ocupan mucho más espacio. El fondo de la entrada no es muy grande y mide unos 60cm x 70cm ¡Más o menos! Mejor si es más grande. Se podrán hacer composiciones más grandes ¡Un abrazo y gracias a ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *